Un pálido punto azul

Esta imagen fue tomada por la Voyager a más de 6.000 millones de kilómetros de la Tierra. Carl Sagan sugirió que la nave rotase sobre su eje y tomase esta instantanea. Ese pequeño puntito que se ve, es la Tierra.

Estas son las palabras de Carl Sagan sobre ese pálido punto azul.

“Desde esta perspectiva tan alejada,
la Tierra podría parecer no tener nada interesante en particular.

Pero para nosotros, es diferente.

Observa de nuevo ese punto.

Él es “aquí”, él es “nuestro hogar”,
él es “nosotros”.

En él, todos los que amas, todos los que conoces, todo aquel del que has oído hablar, todo ser humano que ha existido, vivió y vive su vida.

El conjunto de nuestra alegría y sufrimiento, miles de religiones, ideologías y economías, cada cazador y forrajero, cada héroe y cobarde, cada creador y destructor de civilizaciones, cada rey y campesino, cada joven pareja enamorada, cada madre y cada padre, esperanzadores infantes, inventor y explorador, cada profesor de moral, cada político corrupto, cada “superestrella”, cada “lider supremo”, cada santo y pecador de la historia de nuestra especie, ha vivido allí, sobre una particula de polvo, suspedida en un haz de luz solar.

La Tierra es una muy pequeña etapa en una vasta arena cósmica.

Pensemos en los ríos de sangre derramada por todos esos generales y emperadores que, entre gloria y triunfo, pudieron convertirse momentáneamente en amos de una fracción de un punto.

Pensemos en las interminables crueldades infringidas por los habitantes de un rincón de ese pixel, a los moradores, apenas indistinguibles de algunos otro rincón. Cuán frecuentes sus malentendidos, cuán impacientes están por matarse unos a otros, cuán fervientes sus odios. Nuestras posturas, nuestra autoatribuida importancia imaginaria, la ilusión de que tenemos algún lugar privilegiado en el universo, es puesta a prueba por ese punto de pálida luz.

Nuestro planeta es una solitaria mota de polvo en la gran envoltura de la oscuridad cósmica. Y en nuestra oscuridad, en medio de toda esa inmensidad, no hay ningún indicio de ayuda que pueda llegar de algún lugar para salvarnos de nosotros mismos.

La Tierra es el único mundo hasta hoy conocido que alberga vida. No hay otro más, el menos en un futuro próximo, al cual nuestras especies pudieran migrar. Visitar, sí. Habitar, aún no. Nos guste o no, por el momento, la Tierra es donde nosotros estamos.

Se ha dicho que la astronomía es una experiencia humillante y que imprime carácter. Quizá no haya mejor demostración de la locura del orgullo humano que esa distante imagen de nuestro diminuto mundo. Para mí, subraya nuestra responsabilidad de lidiar más amablemente unos con los otros, y preservar, y querer el pálido punto azul.

El único hogar que hemos conocido.”

 Fuente: http://pormeterse.wordpress.com/2008/05/17/un-palido-punto-azul/

Anuncios